A modo de cierre

El IBC nace en una época complicada – por denominarla de algún modo – de nuestra historia argentina y cordobesa.  No obstante, el apoyo político y económico recibido en su fundación, junto con las figuras científicas de Rinaldini primero y de Monis después, hacían suponer que se convertiría en un destacado centro de formación y producción científica en poco tiempo. Sin embargo, un hecho de corrupción interna –la venta de exámenes de 1963 – y un golpe de Estado junto con una intervención militar   –1976– dificultarían considerablemente las actividades en los años que siguieron a esos eventos.

Cabe mencionar que todos aquellos obstáculos serían ampliamente superados en las décadas posteriores. Así lo demuestran más de una veintena de tesis doctorales y de maestrías realizadas, más de 200 artículos en revistas de prestigio internacional, cientos de presentaciones a reuniones científicas dentro y fuera del país, varios convenios internacionales y visitas de científicos extranjeros concretados en los últimos 35 años que se sintetizan en el reconocimiento obtenido por parte del sistema científico nacional.  En efecto, en el año 2011, desde el Directorio de CONICET se anunció que el IBC sería el núcleo de una nueva Unidad Ejecutora de la Facultad de Ciencias Médicas de la  UNC con orientación en investigación multidisciplinaria en Ciencias de la Salud.

[1] Torre JC (Dir) Tomo 8 – Los Años Peronistas, 1943-1955. En: Nueva Historia Argentina, Buenos Aires: Sudamericana, 1998-2010.

[2] Leiva MJ. La emigración de profesionales y las políticas de vinculación. Una perspectiva social – histórica del caso argentino. V Coloquio Internacional sobre Gestión Universitaria en América del Sur, Mar del Plata, septiembre de 2005, p. 3.

[3] Atrio JL. CONICET: Ciencia y Tecnología para el Desarrollo – 1a Ed. – Buenos Aires: Edición Nacional Editora & Impresora, 2006. p. 44.

[4] Leiva, op.cit., p. 4.

[5] Foglia VG y Deulofeu V (eds.) Bernardo A. Houssay, su vida y su obra, 1887-1971, Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Buenos Aires, 1971.

[6] James D. (Dir.) Tomo 9 – Violencia, proscripción y autoritarismo, 1955-1976 En: Nueva Historia Argentina, Buenos Aires: Sudamericana, 1998-2010.

[7] Actas HCD-FCM, noviembre de 1959. Archivos de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de  Córdoba.

[8] Rinaldini LM. Primer Informe (1962-1963) del Instituto de Biología Celular. Septiembre 1963, p. 2.

[9] Burgos MH. Obituary – Luis M. Rinaldini, 1999.

[10] Rinaldini LM. Clase inaugural, Imprenta UNC, agosto 1957, p. 5.

[11] Ibíd., p. 9.

[12] Ibíd., p. 10-11.

[13] Cueto M. Laboratory styles in Argentine Physiology. Isis, 1994: 85, p. 228-246.

[14] Rinaldini, 1963, op.cit., p.2.

[15] Ibíd.

[16] Rinaldini, 1957, op.cit., p. 13.

[17] Cuando Houssay se enfrentó a una situación similar en la Universidad de Buenos Aires, desarrolló la estrategia de los Monitores o Instructores.  Éstos eran estudiantes avanzados que colaboraban con las clases prácticas de modo voluntario o recibiendo un pago prácticamente simbólico. El sistema permitía cubrir las necesidades de enseñanza de grupos numerosos de alumnos y aliviar el trabajo docente de los profesores investigadores. Houssay seleccionaba estos instructores entre sus mejores alumnos y así fue reclutando también a sus principales discípulos.  Cuando aparecían nuevos cargos docentes rentados que cubrir, estos estudiantes (algunos de ellos, ya graduados) tenían prioridad para ocuparlos.  Asimismo, para muchos de ellos, ese fue el inicio de una carrera como investigadores (Cueto, 1994).

[18] Rinaldini, 1963, op.cit., p. 2-4.

[19] Ibíd., p.6-9.

[20] Ibíd., p. 4-5.

[21] Ibíd., p. 3.

[22] Ibíd., p. 39-41.

[23] Rinaldini, 1957, op. cit., p. 10.

[24] Comunicación personal. Rovasio R y Eynard AR, 27 de abril de 2011.

(*) Alejado de Córdoba, Rinbaldini continuó su labor docente y de investigación en el Brooklyn College y en la Universidad de Nueva York hasta 1974. Más tarde, de regreso en Argentina, se radicó en Mendoza donde desarrollaría sus labores en la Universidad de Cuyo hasta su jubilación. Falleció en 1999 en esa misma ciudad (Eynard, 2002).

[25] Monis B. Conferencia Inaugural al hacerse cargo de la Dirección del Instituto de Biología Celular y  de la 1º cátedra de Histología y Embriología, UNC: Dirección General de Publicaciones, 1969, p. 4.

[26] Comunicación personal. Eynard AR, 27 de abril de 2011.

[27] Comunicación personal. Rovasio R y Valentich M, 27 de abril de 2011.

[28] Comunicación personal. Rovasio R, Eynard AR y Valentich M, 27 de abril de 2011.

[29] Eynard, op.cit.

30 Ibíd.

[31] Comunicación personal. Valentich M, 28 de abril de 2011.

[32] Eynard, op.cit.

(#) Sofía Parisi de Fabro fue la primera mujer en Argentina en ganar un cargo de Profesora Titular por concurso en una Facultad de Ciencias Médicas (Eynard, 2002)

[33] Eynard, op.cit.

[34] Monis, 1969, op.cit, p. 4-8.

[35] Comunicación personal. Valentich M, 28 de abril de 2011.

[36] Eynard, op.cit.

[37] Leiva, op.cit., p. 4.

[38] Eynard, op.cit.

[39] Comunicación personal. Valentich M, 28 de abril de 2011.

[40] Eynard, op.cit.

[41] Comunicación personal. Rovasio R, 27 de abril de 2011.

[42] Eynard, op.cit.

[43] Monis B. La Histología en los últimos cincuenta años en la Argentina En: Historia General de la Medicina Argentina (II), UNC: Dirección General de Publicaciones, 1980, p. 318.

[44] Pub Med Search: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?term=Monis%20B, 28 de abril de 2011.

[45] Comunicación personal. Eynard AR, 27 de abril de 2011.

[46] Eynard, op.cit.